Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa
Icono PATELogo del Plan de Apoyo a la Transmisión de Empresas

¿Qué ventajas tiene emprender con una empresa ya consolidada frente a crearla “desde cero”?

Decidir comprar una empresa que ya está en marcha tiene multitud de aspectos positivos. Si está pensando en decantarse por esta modalidad de emprendimiento le aseguramos que es una apuesta más que acertada.

imagen sin contenido

A continuación, detallamos algunas de sus ventajas:

  1. El negocio ya está creado, por lo que supone un ahorro de tiempo y de dinero. La generación de la idea, el nombre, el logotipo, la búsqueda del lugar más apropiado para la empresa…etc., son aspectos que ya no suponen un problema.
  2. Cuenta con una cartera de clientes, así como de proveedores, y esto es una labor que lleva mucho tiempo. Conseguir una relación de fidelización es una tarea basada en la constancia y el esfuerzo.
  3. El negocio ya es conocido en el sector. Esto quiere decir que conseguir nuevos clientes resultará más sencillo.
  4. Los beneficios comienzan a llegar casi inmediatamente, ya que los frenos económicos que se sufren cuando se abre una empresa ya están superados.
  5. Los empleados, que ya están trabajando en la empresa, conocen perfectamente el negocio y están completamente cualificados para desempeñar sus funciones. Es un ahorro de tiempo y esfuerzo tener que escoger a los miembros de la plantilla.
  6. La empresa ya lleva un tiempo en el mercado, por lo que tiene un gran conocimiento de éste y conoce sus puntos débiles y fuertes, de la misma forma que conoce perfectamente cuál es su competencia y cómo actúa.
  7. El vendedor puede asesorar al comprador sobre cuál es la mejor manera de llevar el negocio, puesto que tiene experiencia. Seguramente el objetivo de ambos sea el mismo: que la empresa prospere.